12 mar. 2010

no me acuerdo muy bien cuantos besos dejamos en cada esquina, pero imposible olvidarme de aquel cuarto, donde esa noche subio la adrenalina

.

No hay comentarios: